miércoles, agosto 1

enfermo de soledad

hoy me quedé
pensando en la tarde
en la mirada que huye
en los besos que arden

aquel lugar
donde todo parecía perfecto
y el silencio me escondía
ahora me hace llorar

sobran maneras
para perecer en lo oscuro de mi ser
si no escribo no vivo
y ya no tengo de que escribir

ya va a ser un año
y las palabras no vendrán solas
mis dedos tiemblan
y la vista de lagrimas se me nubla

cada día es inevitable
no recordar aquel beso en tu frente
y el buen viaje con el que quise
negar tu partida...

es lo único que sé
que será para siempre...

317.212




3 comentarios :

Anónimo dijo...

imagino q perder a una madre debe ser demasiado doloroso, todos necesitamos a otro ser humano con quien compartir, un eco del otro lado en algun momento por mas ermitaño q puedas ser, llora todo lo q necesites, ve a un sitio desolado y grita bien fuerte, desahogate de las formas q menos te imaginas q tu podrias hacer, xq algo me dice q no has descargado aun todo lo que tienes dentro y luego busca consuelo en Dios

Anónimo dijo...

ANIMO! suena duro pero la vida continua, el dolor nos moldea, fortalece nuestra alma, la vida es una lucha constante, conoces otra forma de existir? nuestra mision es aprender para poder continuar de la mejor forma posible, asi podremos sonreir mas veces de lo q nos toca llorar "Dios nos ama" aunque suene a cliché ¡no sabes la dimension de esa frase! espero q tomes bien mi comentario

Julia Kattya Aguirre Salas dijo...

Palabras muy hermosas y tristes a a vez, pero dejan ver el gran amor que le tuviste y que a apezar de que ya no está aún la amas.